Seleccionar página

No todos son conscientes de lo importante que es la denominación de una empresa. Por culpa de esta pasividad, se cometen errores garrafales cuando se escoge nombres para una compañía. Hay que intentar evitar cometer un error en la elección de nombre porque puede condicionar el futuro de la empresa, así que os mostramos los 10 errores más comunes para que no los cometáis vosotros.

1.- Pasar del branding y correr mucho

A la hora de elegir un nombre de empresa, debemos tener en cuenta la fortaleza de marca y el tiempo que necesitamos para construirla. Si no lo hacemos, tendremos problemas de posicionamiento y habremos lanzado la marca antes de tiempo.

2.- Fallos de pronunciación

Es el típico caso en el que elegimos un nombre que es difícil de pronunciar o de entender, lo que ocasiona un gran problema. Para evitar esto, tenéis que someterlo a prueba antes de elegir definitivamente el nombre de la empresa.

3.- Nombre usado

Muchas personas se decantan por el nombre que más les gusta y ponen en marcha la máquina de publicidad y promoción. Luego, se dan cuenta de que hay otra empresa que se llama igual y se llevan las manos a la cabeza.

4.- Describir demasiado

Debemos crear un nombre sugerente, pero misterioso. Sé que es difícil de entender, pero no es aconsejable elegir un nombre demasiado explicito, ya que no deja lugar a la imaginación.

5.-  No especificar

Nos dedicaremos a una actividad concreta, por lo que el nombre debe ser especifico. Definir bien a lo que os vais a dedicar para encontrar el nombre adecuado.

6.- No estudiar a los rivales

Si tu empresa va a entrar en un sector poblado de rivales, debes estudiar sus nombres para dotar a tu nombre de fuerza de marca y diferenciarte del resto.

7.- No contemplar las redes sociales

Pensad que, seguramente, tendremos presencia en las redes sociales, así que no cometáis el error de escoger un nombre demasiado largo para éstas.

8.- Tendencias

Cuando elegimos un nombre en relación a una tendencia, condenamos a nuestra empresa a una vida corta.

  1. Dominio no disponible

Es el típico caso en el que escogemos un nombre cuyo dominio no está disponible, llevándonos la sorpresa cuando queremos crear la página web de la empresa.

  1. Pensar demasiado

Deja que fluya todo, no seas demasiado/a estricto/a contigo mismo/a. De lo contrario, no lanzarás nunca tu marca.